Claves para elegir formadoras de cajas en líneas de empaquetado

Claves para elegir formadoras de cajas en líneas de empaquetado

En la actual era industrial, donde cada segundo cuenta, la automatización es el pilar fundamental para acelerar operaciones, incrementar la precisión y maximizar beneficios.

Dentro de este contexto, una pieza clave en la línea de producción es la formadora automática de cajas, Una solución estratégica que puede trabajar en conjunto con llenadoras, selladoras y equipos de etiquetado, optimizando así el proceso de empaquetado final del producto.

Las formadoras de cajas son soluciones avanzadas que pliegan y arman rápidamente las cajas de cartón. Sin embargo, la elección del equipo adecuado es una decisión estratégica que requiere considerar múltiples factores, definir las necesidades de la empresa y analizar las diversas opciones en el mercado.

En este post identificamos los factores clave para seleccionar una formadora de caja que cumpla con los requerimientos operativos y contribuya a la optimización de los resultados industriales.

Tipos de formadoras de cajas: ¿automáticas o semiautomáticas?

 

Las especificaciones de diseño de las formadoras de cajas de cartón pueden diferir entre un fabricante y otro. Pero en términos generales, estas máquinas se clasifican en dos categorías:

Automáticas

 

La formadora automática de cajas realiza todo el proceso del ensamblaje del cartón, sin intervención humana. La misma máquina toma la caja plana del cargador, la arma dándole la forma adecuada y dobla sus solapas inferiores.

Algunas formadoras automáticas de cajas incluyen módulos que complementan la automatización del embalaje, como módulos de sellado de cajas (con cinta adhesiva o encolado). En este caso, la misma formadora dobla y sella las solapas inferiores, expulsando la caja montada, lista para la inserción del producto.

Éstas son máquinas eficientes y perfectas para entornos operativos de alta demanda. Dependiendo del fabricante, las formadoras automáticas pueden montar hasta 13 cajas por minuto. Además de incrementar la productividad en general, son soluciones que disminuyen los requisitos de mano de obra e incrementan la seguridad de los trabajadores.

Semiautomáticas

 

Estas formadoras realizan automáticamente solo parte del montaje de las cajas. Requieren intervención del operador al inicio del proceso, para cargar y posicionar manualmente las cajas planas en el sistema. Después, la formadora arma la caja, cerrando las solapas inferiores. Además, la sostiene firmemente mientras es llenada por un operador.

Al final, el operador debe cerrar manualmente las solapas superiores y pulsar el interruptor que permite el deslizamiento de la caja hacia la estación de sellado.

Las formadoras de cajas semiautomáticas representan un primer paso hacia la automatización integral del proceso de embalaje. Pueden ser una opción para pequeñas empresas o almacenes que aún cuentan con procesos manuales y que deseen usar una maquinaria independiente.

Factores clave para elegir la formadora automática de cajas más adecuada

 

Seleccionar una formadora automática de cajas de cartón, con las especificaciones de diseño más adecuadas, depende de los resultados de producción que se esperan obtener, de las características de la línea de embalaje, de los tamaños de caja, de la personalización del empaquetado, etc. Algunos de los factores claves son los siguientes:

1 Tipo de industria o negocio

 

La naturaleza y objetivos de la empresa permiten definir el tipo de formadora de cajas. Por ejemplo:

  • En empresas fabricantes o productoras es usual que se necesite una formadora de cajas que sea parte de una línea de embalaje mayor. Además, a nivel industrial se requiere el uso de máquinas que garanticen la estabilidad de la producción. En este caso, la mejor opción es una formadora automática de cajas que pueda integrarse con otros equipos de la línea y que se ajuste automáticamente a las distintas dimensiones de las cajas, evitando las paradas.
  • Para las empresas de comercios electrónicos o almacenes que gestionan diversos tamaños de cajas, la opción más productiva también es una formadora automática de cajas que se integre a la línea de empaquetado, que incremente la velocidad de las operaciones y se adapte automáticamente al tamaño de la caja.

2 Flexibilidad

 

Es vital tomar en cuenta la adaptabilidad de la formadora automática de cajas. Estos equipos deben ser fáciles de usar y sencillos de ajustar a las diferentes necesidades de embalaje, a los tipos de caja y a otras necesidades específicas del proceso de producción.

Por ejemplo, una formadora automática de cajas de cartón con una configuración flexible debe:

  • Presentar una interfaz táctil, con paneles de control sencillos.
  • Adaptarse a formatos de cajas especiales.
  • Ajustarse automáticamente a distintos tamaños de cajas.
  • Incorporar la opción de módulos de cerrado/precintado y de prensado/encolado.

De esta manera se disminuye el tiempo de inactividad y se garantiza un flujo de trabajo continuo, con transiciones fluidas. Además, el personal puede dedicar su tiempo a tareas más productivas.

3 Velocidad de la formadora de cajas

 

La rapidez de la formadora para montar las cajas afecta de manera directa a la eficiencia operativa. Por lo que es esencial evaluar el proceso de embalaje y definir qué tan rápido debe funcionar el final de línea y cuántas cajas deben armarse por minuto.

Por supuesto, al elegir una formadora automática de caja de alta velocidad siempre se tiene la opción de operar a una velocidad menor. Sin embargo, también es posible que se esté eligiendo y pagando funciones y velocidad que la empresa no necesita. ¿Cuál sería la opción ideal?

Es importante considerar una formadora con cierta capacidad de expansión, que pueda operar entre un 10 y 15% más rápido de lo que opera la línea de empaquetado. Es un porcentaje que sirve de base para cualquier imprevisto en la producción o para una optimización de línea en el futuro.

4 Ecoeficiencia

 

Adoptar máquinas que trabajen con tecnología punta puede garantizar tanto una gran precisión de las operaciones como una alta eficiencia energética. Además de esto, es importante que la formadora automática tenga la capacidad para trabajar con cajas de cartón nuevas y usadas.

Por ejemplo, existen formadoras automáticas que permiten reutilizar las cajas de cartón de los proveedores, como embalaje para los productos de salida. Esto no solo reduce los costes al disminuir las compras de cajas, también reduce los desechos y el coste de eliminación

Esta característica permite ahorrar gastos a la empresa y ayuda a reducir el impacto medioambiental del sector industrial y logístico.

5 Necesidad de personalización

 

En el mercado existe una amplia gama de máquinas formadoras, siendo relativamente fácil elegir un modelo estándar que trabaje con una determinada dimensión y estilo de caja. Incluso, están las soluciones avanzadas que detectan automáticamente el tamaño de la caja y ajustan su sistema.

Pero si las especificaciones del proceso o del tipo de caja se encuentran fuera de lo que puede ofrecer una formadora de caja estándar, la única opción es optar por la ingeniería personalizada.

Una formadora automática de cajas diseñada a medida es la mejor forma de optimizar las operaciones de empaquetado. Es una máquina que poseerá las características avanzadas necesarias para elevar la productividad de la industria, disminuir los costes de mantenimiento y adaptarse a los requerimientos de ecoeficiencia previstos.

Tecnimusa: soluciones de automatización avanzada que incrementan la productividad industrial

 

Como empresa de ingeniería reafirmamos nuestro compromiso con la excelencia y la innovación. Diseñamos y fabricamos soluciones automatizadas que optimizan las líneas de producción y promueven la sostenibilidad ambiental.

Nuestra visión siempre está puesta en el futuro. Contamos con un equipo de ingenieros expertos que trabajan continuamente para que nuestros clientes superen los desafíos de la industria textil, mejoren los procesos intralogísticos y sean parte de una revolución industrial respetuosa con el planeta.

Ejemplo de ello es nuestra formadora automática de cajas de cartón, que monta hasta 800 cajas/hora y puede trabajar con cajas usadas o nuevas.

 

Si estás listo para transformar tu operación logística, contáctanos. En Tecnimusa trazamos el camino a la automatización inteligente y ecológica. Diseñamos soluciones a medida, alineadas con los objetivos de tu empresa.