¿QUÉ ES UNA CERRADORA AUTOMÁTICA DE CAJAS DE CARTÓN?

¿QUÉ ES UNA CERRADORA AUTOMÁTICA DE CAJAS DE CARTÓN?

Parece increíble que exista maquinaria capaz de aumentar la competitividad y sostenibilidad en las empresas de la industria textil y que, además, nos permita ahorrar en costes de producción con su implementación.

Hoy vamos a descubrir todas las características de la Cerradora-Precintadora de cajas de cartón, que nos ayudará en la optimización del uso de los materiales y los costes de transporte.

¿Qué es una cerradora automática de cajas de cartón?

Esta máquina es tan sólo una pieza más en la automatización de los procesos productivos, encargada de acoger las cajas que anteriormente han sido llenadas con diferentes prendas y, después, producirse el cerrado de las mismas. Con un sistema automático de cierre y precintado de cajas, esta tecnología es capaz de adaptarse tanto a cajas originales como recicladas. Además, puede localizar de forma inteligente el formato de cada una de las cajas.

Por otro lado, la cerradora automática hace posible el cierre de cajas que no vayan completamente llenas o que, por el contrario, lleven demasiada carga. Sabemos que dependiendo del producto que se quiera enviar, los tamaños de las cajas van rotando. Esta máquina cambia de forma automatizada el formato, por lo que puede ajustarse a los diferentes tamaños de la misma.

Como decíamos, las precintadoras de cajas son un elemento fundamental si el objetivo de la empresa es mantener una productividad superior, manteniendo los estándares de calidad, eficiencia y fiabilidad.

¿Por qué necesito una cerradora automática?

Una vez descritas las características de estas máquinas, vemos conveniente informar de las ventajas en relación a la producción que traen consigo.

Previamente, hemos hablado de una reducción significativa en los costes de transporte al implementar esta tecnología en las fábricas textiles. A continuación, vamos a descubrir a qué se debe esta disminución. La capacidad que tiene para sellar las cajas que sobrepasan los límites de llenado de las mismas, hace posible que se pueda llevar a cabo un llenado adicional, llegando al 120% de prendas dentro de las cajas.

Otra de las ventajas de esta maquinaria es su mayor sostenibilidad en los procesos productivos. La creciente necesidad de cuidar el medio ambiente y llevar a cabo acciones que respeten nuestro entorno, han provocado en los consumidores una mayor preocupación y, en consecuencia, una mayor atención a estos detalles en los productos o servicios que consumen. La cerradora de cajas permite el trabajo con cajas nuevas y también reutilizadas. Esto se traduce en una larga vida de la caja que proceda de algún proveedor, que ésta puede reciclarse y utilizarse en el acondicionamiento y transporte de los encargos directamente al final de la cadena productiva, las tiendas o puntos de venta, o a otros centros logísticos. De esta forma se reutiliza la caja y se duplica su vida útil, lo que incide directamente en una reducción de costes. Para empresas de gran volumen puede suponer un impacto considerable.

Por último, la optimización en los tiempos de producción. La adaptación a los diferentes formatos de cajas nos asegura un flujo constante, aunque las cajas sean más anchas, altas o largas.