JUAN DE LA CIERVA Y EL AUTOGIRO

JUAN DE LA CIERVA Y EL AUTOGIRO

Los helic√≥pteros ūüöĀ son el fruto de la genialidad y visi√≥n del ingeniero espa√Īol Juan de La Cierva. Una mente prodigiosa que revolucion√≥ la aerodin√°mica en el mundo. Y que puso a sus pies las fuerzas militares a√©reas de las grandes potencias del planeta: Reino Unido, EE.UU., Francia, Rusia‚Ķ El inter√©s de crear un helic√≥ptero rond√≥ a diversos inventores. Pero el √ļnico que domin√≥ las leyes de la f√≠sica y dise√Ī√≥ una aeronave de alas giratorias que surc√≥ los cielos fue La Cierva. Con tan solo 24 a√Īos de edad, su mente era una fuente de ideas innovadoras que plasmaba r√°pidamente en c√°lculos, planos y prototipos. As√≠, a un ritmo asombroso, este c√©lebre inventor concibi√≥ el AUTOGIRO ūüá™ūüáł, la aeronave que sent√≥ las bases cient√≠ficas del helic√≥ptero moderno.

ūüí° La Cierva transform√≥ radicalmente la manera de volar. Dise√Ī√≥ un sistema rotor innovador. Sus alas autogiratorias estaban dispuestas en un eje vertical que sobresal√≠a del fuselaje de la m√°quina y no necesitaban un motor que las accionara.

ūüí° Cuando la aeronave alcanzaba cierta velocidad, las palas del rotor comenzaban a girar impulsadas por el aire, consiguiendo de esta forma la fuerza de sustentaci√≥n necesaria para elevar el aparato. Por eso en ingl√©s le llaman ‚Äúel molino de viento volador‚ÄĚ.

ūüí° Despu√©s perfeccion√≥ su modelo inicial para lograr el despegue vertical, eliminar ruido y vibraciones, incrementar la estabilidad y alcanzar mayor velocidad horizontal (m√°x. 230 km/h).

El primer helic√≥ptero fue construido en Alemania por Focke, quien hab√≠a adquirido la licencia del AUTOGIRO. En sus propias palabras: ‚ÄúYo hice el primer primer helic√≥ptero porque La Cierva no lo hizo √©l mismo. Con su genio y conocimientos hubiera podido dise√Īarlo mejor y en menor tiempo‚ÄĚ. ūüí™

ūü•áLa Cierva ten√≠a una energ√≠a desbordante y un impresionante dominio de las matem√°ticas aplicadas. Lo que le permiti√≥ resolver los problemas de estabilidad y seguridad que limitaron a otros pioneros. Incluso, lleg√≥ a ser elogiado por los grandes: Henry Ford y Thomas A. Edison.

Con su capacidad para conjugar la creatividad y el rigor cient√≠fico logr√≥ dise√Īar una maravilla tecnol√≥gica. Una obra maestra de la ingenier√≠a espa√Īola que marc√≥ el inicio de una nueva era de la aviaci√≥n mundial.

En Tecnimusa combinamos la creatividad, la innovación y el conocimiento científico y tecnológico. Somos una empresa de ingeniería que hace posible un futuro más brillante y sostenible.